TEORÍA DE PRODUCCIÓN. EL MERCADO DE FACTORES PRODUCTIVOS

En este tema nos centraremos en el estudio de una de las mitades del flujo circular de la renta, el mercado de factores productivos.








Tenemos que conocer el por qué de la existencia del mercado de factores productivos. Nos encontraremos con la pregunta de ¿Cuánto producir?



LA empresa absorbiendo factores productivos y materias primas genera una serie de productos, es decir, existe una coordinación de los factores productivos para lograr el producto, que es común a todos los procesos de producción. Lo que hace que varíe el producto son las materias primas.



Dadas unas determinadas materias primas, el proceso de producción siempre será una combinación de Capital (K) y Trabajo (L). Esto se expresará del siguiente modo, donde q es a cantidad de producto y f significa función



q = f (K,L)



En la función se introducen las materias primas, consideradas bienes intermedios, pues estas no se incorporarán al PIB más adelante.



Definición:

Trabajo: Variable flujo, variable de una forma instantánea.

Capital: Es la maquinaria, instalaciones, etc., necesarias para la producción.



Como hemos dicho antes, los participantes del proceso productivo son K y L, pues las materias primas están incorporadas. Los factores productivos se combinan, pero varían en el plazo:



Largo plazo: Situación en la cual todos los factores productivos (K, L) son variables.

Corto plazo: Situación en la que solamente el trabajo es variable, y el capital lo entendemos como fijo.



Ha de existir un decidor en la función de producción. Este decidor ha de tomar aquellas decisiones siempre óptimas para las empresas. Son decisiones racionales.

A estas decisiones óptimas las llamaremos decisiones en el margen. Al tratarse de corto plazo, el decidor sólo puede decidir la cantidad de trabajo empleada, pues entendemos que el capital el constante.



Función de producción en el corto plazo:





Una de las principales propiedades de la función de producción en el corto plazo es la siguiente:



Ley de rendimientos decrecientes.



En el corto plazo, cuando algún factor es fijo, en algún momento aparecen los rendimientos marginales decrecientes, es decir, que en algún momento la absorción del factor trabajo, aumentará la producción, pero cada vez en menor proporción:









Existen pocos contraejemplos a la ley de rendimientos marginales decrecientes.



Los productos medios



Supongamos que la función de producción, f, es continua, presentando en primer lugar rendimientos crecientes y continuando con los rendimientos marginales decrecientes:







De esta función de producción extraemos las fórmulas de los productos medios:



Producto medio: Es la producción por unidad de factor empleada:



El producto medio es fácilmente contabilizable,



Producto marginal: Es la primera derivada de la función de producción, f’(l). Consiste en observar como incrementa la producción según se incorpora más trabajo, es decir, el rendimiento del último trabajador incorporado: