LAS POLÍTICAS DE EMPLEO Y EL MERCADO DE TRABAJO EN LA UNIÓN EUROPEA

Desde que se crea la CEE otra preocupación importante es la lucha contra el desempleo. Tanto a nivel comunitario como nacional.




Esta preocupación comunitaria por el desempleo no solo se debe a todo lo que implica el desempleo por sí mismo, sino que también la Unión Europea piensa que el desempleo es la manifestación de una ineficiencia del sistema. El desempleo son recursos humanos que no se están empleando, y que podrían estar siendo utilizados en la economía



Características del desempleo



Nunca existe pleno empleo, pues siempre hay un paro coyuntural por lo ciclos económicos y por incremento de la población activa.



Es importante el desempleo de los jóvenes, menores de 25 años. Dentro de la unión.



También es importante el desempleo de larga duración, cuya duración es mayor a un año.



Todos los países miembros tienen que mantener un sistema de protección para los desempleados y en todos los países miembros tiene que haber el derecho a una prestación por desempleo, que depende del tiempo trabajado y en cada país es diferente.



Al definir el mercado de trabajo, hay dificultades para poder caracterizar el mercado de trabajo en toda la Unión Europea:



- Las diferentes legislaciones laborales de cada país

- Las diferentes formas de contrato a la que recurre cada país.



Por ejemplo, los contratos eventuales o con tiempo definido predominan es España, cuyas ventajas e inconvenientes son:



- Permiten a las empresas adecuar sus plantillas para adecuarse al volumen de producción en ese momento

- Este trabajo implica una coste para las empresas que perjudica a la eficiencia del trabajador y de la empresa



En cuanto al empleo autónomo, en los países desarrollados el número de asalariados es mayor, por lo que España está debajo de la media.



El número de horas efectivas trabajadas can desde las 1500 de Suecia a las 1800 en Portugal.



En lo que se refiere a la afiliación sindical, hay diferencias de nuevo entre los países miembros. En España no llega al 11%, mientras que en otros países llega al 80%.



Interpretación de la Unión Europea de las Causas del Desempleo



En 1994 la Unión publica un Libro Blanco sobre el Crecimiento, la Competitividad y el Empleo. En este libro blanco se clasifica, califica y cuantifica, además de proponer medidas.

En cuanto a las fuentes del desempleo existen:



- Desempleo Coyuntural: Que se debe a los ciclos económicos y al crecimiento de la población activa

- Desempleo estructural: Que tiene tres causas:

o Se adoptan políticas no convenientes que sean destinadas a fomentar o a apoyar sectores poco dinámicos. Además de estos sectores está la competencia internacional de los países recientemente industrializados.

o El sistema de empleo que no se adapta a las nuevas circunstancias de la economía

o Elevado coste salarial del empelo no cualificado.

- Desempleo tecnológico: Es el que hace referencia al desfase existente entre desempleo que produce la introducción te tecnología ahorradora de mano de obra y la capacidad de absorber ese excedente laboral.



El umbral de empleo es lo que tiene que crecer con el PIB para generar empleo. A partir de que el crecimiento del PIB se comienza a generar empleo.



La economía de la UE muestra gran incapacidad para absorber el desempleo, lo que crea crecimiento basado en los incrementos de la productividad.



Proposiciones de la Comisión Europea para Favorecer el Aumento de Empleo.



Potenciar la contratación a tiempo parcial, reducir los incentivos a las horas extras. Procurar la reducción de la semana laboral.



Adoptar una estructura de chistes salariales no laborales. Reducir las cotizaciones sociales, que el SP se haría cargo.



Suprimir las barreras que impiden aprovechar más la creación de empleo por las PYMES.



Política Social



Como el resto de las políticas, hay una serie de razones que justifican la intervención comunitaria en materia social.



La primera razón en el Tratado de Toma, que dice que la comunidad tendrá como objetivo promover mediante el establecimiento de un mercado común un mayor grado de convergencia económica, un mayor nivel de empleo y protección social, aumento de la calidad de vida. Cohesión económica y social y solidaridad entre los países miembros.



Otra justificación es que desde el momento que cada país miembro tiene su legislación social, y evidentemente que la legislación laboral influyen en la estructura de costes de la empresa. Significa que según sea la legislación puede hacer a las empresas más o menos competitivas, y sería necesario establecer un mínimo de cobertura social.



En cuanto a las áreas de intervención comunitarias en materia de política social, se va a centrar fundamentalmente en:



- Formación

- Política de Igualdad

- Potenciación del diálogo entre la patronal y el sindicato.



En cuanto a la necesidad de intervención hay dos posiciones, una que lo justifica y otra que no:



La posición que lo justifica es la que se refiere a quienes ven la intervención económica a través de una homogeneización para evitar la competencia desleal.



La posición no justifica que corresponda a aquellos que dicen que esas dificultades salariales y de desigualdad social se deben a las diferencias de productividad. Y que esas diferencias se deberían corregir a través del comercio, y que lo harán automáticamente.



Por primera vez en 1974 se detectan las diferencias que se amplían, y la comunidad pone en marcha un programa de acción social.



Conclusión



La existencia de un mercado único va a tener un impacto en todos los países miembros, en lo que se refiere a la materia social, lo que va a hacer que los países miembros ser re-planteen las características de la política social.



Si no hay acuerdo y se niegan a ceder soberanía a la autoridad comunitaria, en uno de estos países tarde o temprano una empresa decidiría bajar los costes para hacerla más eficiente, realizando doomping social. Hay un nivel de protección social por incremento de productividad.



Esta materia la Comisión Europa sacó el Libro Verde de 1993 sobre la política social comunitaria. Posteriormente saca el Libro Blanco sobre Política Europea en 1994 para potenciar los estándares mínimos en materia social, pero teniendo en cuenta las características de cada país.



Entre propuestas en materia social, las de mayor carácter son la aprobación de un estándar mínimo de aprobación social válido para todo el espacio europeo. Prestaciones sociales comunes similares.



Dotar de una dimensión similar a los sistemas nacionales de seguridad social.



Proponer alternativas para fomentar las pensiones privadas.