LA CONVERGENCIA REAL

15.1. SIGNIFICADO DEL TÉRMINO.




Para entrar en la Unión Económica Europea se requiere aproximar las variables nominales o monetarias, es decir, ponerlas en convergencia: saneamiento financiero, control del déficit y deuda pública, control de inflación y control de los tipos de interés y de los tipos de cambio. También es necesario seguir unos niveles de crecimiento y desarrollo.





15.2. INDICADORES DE LA CONVERGENCIA REAL



La aproximación de los niveles de vida de la UE, es decir, la convergencia real es difícil de calcular, pero se pueden estudiar algunos conceptos como el clima, aspectos socioculturales(p.ej. la seguridad ciudadana...).

El nivel de vida se puede medir con los siguientes indicadores: PIB per capita, RND, el nivel de desempleo, el gasto social por habitante...

La convergencia de España con la Europa de los 60, era mínima, nos hallábamos en un 57% del PIB per capita. Fuimos avanzando durante esta década, de manera que en el 75 el PIBp.c. era del 78% respecto de Europa.

85-98> Nuestra aproximación del PIB per capita al de la UE fue muy inestable y sufrió constantes subidas y bajadas. En el 85 se dio un 70%(se vio reducido). Luego creceremos otra vez, en el 91 el PIB per capita es del 81%, para volver otra vez hacia atrás, en el 97 estamos en el 78%. Y por fin volveremos a crecer en el 98 hasta el 81%. Ahora estamos más o menos en un 87%.





15.3. LOS CAMINOS DE LA CONVERGENCIA REAL



*¿Podrá España mantener el crecimiento último?

Hemos tenido un crecimiento más rápido que el resto de los países europeos. Debemos:

- Incrementar la tasa de empleo

- Aumentar la tasa de actividad fundamentalmente en el sector privado que genera más productividad.

Esto exige cambios en la protección social, aumentar la productividad del país mejorando la eficacia productiva general(la cual es calculada por las eficacias de la productividad del trabajo y del capital físico).

*¿Cómo lo haremos?

Con más capital humano, más educación y mejor adecuación de ésta. Más stock de capital físico, humano, organizativo, tecnológico... Hay que crecer, pero más que los otros para evitar la divergencia, hay que ir incrementando la convergencia para el desarrollo y, hay que mejorar en renta, en beneficios sociales, etc.



Quince años después de la adhesión, el stock de capital ha ido creciendo por encima de la media de la UE. El stock de capital público, es decir, las infraestructuras también lo han hecho, y el stock tecnológico. El capital humano ha tenido avances importantes pero menos intensivos, con cualificación de la población española (la mayoría de la población ocupada posee la educación secundaria o superior)

Se ha dado un incremento de la dotación de capital físico. Ha avanzado la productividad total de los factores debido, sobretodo, al avance en capital en lugar de al trabajo.

El incremento de la renta desde el ingreso en la Comunidad Europea ha acercado el PIB per capita a los valores medios de la UE, aunque existe un desfase del 13% determinado por las diferencias de la tasa de ocupación.

La productividad de España es del 92%, pero sigue estando por debajo de la media europea. Se prevé que con políticas adecuadas se podrá conseguir un mayor crecimiento favorecedor de la tasa de ocupación y, además también es necesario mayor capital(físico y tecnológico) para la capitalización de las empresas.

La innovación de productos es lo que más incide, requiriendo inversión y procesos con capacidades gerenciales. Hace falta innovar en los productos y en los procesos, no basta con invertir. Para innovar, hace falta la liberación de mercados y, la convergencia de los niveles de vida, exige crecer por encima de la media. También hay que flexibilizar los mercados suponiendo un proceso de políticas de crecimiento económico de estabilidad macroeconómica, que frenen los desequilibrios básicos(déficit, inflación...).