LA BALANZA DE PAGOS

12.1. INTRO




El saldo de la balanza corriente de la economía española presenta en su evolución una tendencia claramente deficitaria, lo que es debido fundamentalmente al déficit crónico de la balanza comercial.

Desde 1875-1975, nuestra economía se ha venido caracterizando por la elevada intervención pública. Los aranceles han sido una gran barrera frente al exterior, ante los reclamos protectores de determinados sectores industriales.

La autarquía supone prácticamente el cierre de las fronteras y la protección se vino rigiendo por la intervención. Después de la autarquía, cuando el Plan de Estabilización, la progresiva apertura de nuestra economía mejoró nuestra balanza corriente por el saldo de las otras balanzas, por el incremento del turismo y también del saldo favorable de las transferencias.

La balanza de pagos se vio mejorada por la balanza de capital y esto fue porque las inversiones extranjeras empezaron a penetrar en nuestro país mejorando nuestra balanza.

La liberalización que tiene lugar a partir de los 60 no es significativa porque mantiene un arancel muy elevado y se mantuvo además la protección administrativa.

En 1970 crecen mas las importaciones que las exportaciones suponiendo el impulso del comercio exterior. La apertura se da en nuestra adhesión en 1985.



12.1. RASGOS ACTUALES DE LA BALANZA DE PAGOS ESPAÑOLA



Cae la protección exterior de la economía española en 1986, ya que los compromisos comunitarios obligan a supresión de los aranceles hasta el cero.

Esto supuso supresión para los productos manufacturados, no para los agrarios. La protección frente a terceros era menor en España que en el Resto de la Comunidad Europea.

1980-2000, la economía española ha tenido distintas situaciones en cuanto a capacidad/necesidad de financiación:

- Necesidad: 88-94 y 99-00

- Capacidad: 84-97 y 95-98.

Desde 1990-93 el déficit por cuenta corriente fue muy elevado por estar también en déficit el saldo de mercancías, sin embargo las devaluaciones del 92-93 van a ir reduciéndolo, de manera que, en 95-97 el saldo de la cuenta corriente fuera positivo por reducirse el déficit de mercancías al tiempo que crece el superávit de turismo y de transferencias.

El desequilibrio exterior se debe al de mercancías, a la balanza comercial y, dado que ese saldo era deficitario tradicionalmente, se ajusta con la entrada en la UE.



CAUSAS DEL DESEQUILIBRIO COMERCIAL



Si analizamos las importaciones, vemos que con nuestra entrada comunitaria han crecido. Con las cifras actuales se observa que a medida que nuestra economía crece, se impulsa el desarrollo de nuestras importaciones.

Las exportaciones son las que nos quedan para poder terminar con ese déficit, las cuales deben crecer, par poder hacernos también más competentes, adaptarnos a las ofertas del mercado, a la demanda mundial y también nos debemos impulsar a través de una organización comercial internacional.



12.2. LA RESTRICCIÓN EXTERIOR EN UNA UNIÓN MONETARIA.



El saldo exterior es decisivo para la economía, determinando el PIB y su crecimiento y para la capacidad financiera del país. Ello hace que veamos que tradicionalmente han sido tres las causas de que nuestro crecimiento se haya visto restringido:

- La protección exterior

- El crecimiento económico español que se ha apoyado solo en la demanda interna

- La inflación que ha hecho que hayamos perdido competitividad



Esto ha hecho que las empresas sean de pequeña dimensión, frenando nuestro crecimiento hacia el exterior, sin economías de escala, escasas tecnologías y con ciertas dificultades para la exportación.

La economía se ha ido ajustando mediante varias devaluaciones de la peseta, pero con la incorporación del euro ya no son posibles, porque la política monetaria ya no es nacional, ha desaparecido el control del tipo de cambio.

El déficit no es posible reducirlo contrayendo las importaciones:



1- Requiere mejorar la competitividad precio: exige una estabilidad macroeconómica con políticas de control de la inflación, que reduzcan los costes, haciendo que los costes de los empleos no sean mayores que el coste de la productividad, reduciendo los costes en tecnología pero aumentando su uso para conseguir la competitividad...

La contención del déficit público lleva a una contención de la inflación, luego controlar la cantidad de dinero para que se controlen los préstamos.



2- Adaptación de nuestra oferta exportable a nuestra demanda mundial: Necesita incorporar cada vez más y más tecnología(p.ej. televisiones que tengan muchas funciones, coches con mucha tecnología, como ordenador con GPRS, etc.) para obtener productos competitivos.



3- Incrementar la presencia constante de empresas españolas en los mercados extranjeros:

- Instrumentos de promoción comercial

- Programas de corrección de deuda

- Política de impulso al comercio exterior