El producto interior bruto de España y su distribución sectorial

La distribución sectorial refleja el peso de cada sector en el PIB, así tendremos ya una aproximación a la estructura productiva de un país. La agricultura desde los años 60 empieza a dejar de tener importancia en el peso del PIB siendo sustituida por el sector servicios. Aunque el sector industrial parece que cae, sin embargo esto no es así.




• ESTUDIO A TRAVÉS DE DATOS DE LA CONTABILIDAD NACIONAL



- VAB a precio de mercado, es decir, que porcentaje corresponde a la agricultura, a la industria y a los servicios (recordemos que VAB a precio de mercado es distinto al VAB a precio de factores porque este no incluye ni el IVA ni los impuestos sobre importaciones netas de subvenciones). Sin embargo, la suma de esos porcentajes no nos da el 100% porque no incluimos el sector de la construcción. Distinguiremos además entre su peso en:

1) pesetas corrientes o nominales: sería el valor del VAB a precio de mercado según los precios de mercado del momento incluyendo la inflación de ese momento.

2) pesetas constantes o reales: sería sin inflación, para ello deflactamos, que consiste en eliminar el efecto de la inflación o efecto monetario de la inflación.



GRÁFICAS:



- El peso de la agricultura sobre el VAB a precio de mercado. El trazo continuo refleja los precios nominales y la línea de puntos discontinua sería cuando deflactamos el IPC y obtenemos el precio relativo de la agricultura en pesetas reales o constantes. El año base es 1986 porque coincide la valoración en pesetas nominales con la de pesetas reales. Se puede ver en el gráfico que cayó la participación desde 1990 a 1996 tanto en pesetas nominales como en pesetas reales. Pero parece que cae más en el primer caso (del 11% se pasa a menos del 4%, mientras que en pesetas reales pasa del 7% al 5%). Actualmente el VAB es menor en pesetas nominales que en pesetas reales.

Si actualmente el precio en pesetas nominales es menor que en pesetas reales ello significa que la agricultura fue menos inflacionista en términos relativos que el resto de la economía.

- El peso del sector servicios sobre el VAB a precio de mercado. La participación del sector servicios en el VAB a precio de mercado desde mediados de los años ochenta aumenta tanto en pesetas nominales como en pesetas reales, aunque pesa más en términos nominales (en 1996 es un 66% del VAB a precio de mercado, mientras que en pesetas reales es 58´5). A juzgar por estos porcentajes el sector servicios es más inflacionista que el resto de la economía.

- El peso de la industria sobre el VAB a precio de mercado. Permaneció más o menos constante o aumento ligeramente en términos reales. En 1980 era un 28% del VAB en pesetas reales, en 1996 era el 30%. En lo que se percibe una importante caída es en pesetas nominales ya que en 1996 el peso de la industria en pesetas nominales era el 25% de VAB a precio de mercado, mientras que en pesetas reales es casi un 30% del VAB a precio de mercado. La industria es por tanto menos inflacionista que el resto de los sectores.

Por último y de modo general se puede ver que desde 1986 el sector más inflacionista de la economía española es el sector servicios (cuando un sector pesa más en términos reales que en términos nominales ese sector va a ser menos inflacionista que el resto de sectores de la economía).