La administración es unos pocos principios esenciales

  1. La administración trata con seres humanos. Su tarea es integrar a la gente para que pueda conducirse en conjunto, haciendo eficientes sus puntos fuertes e inoperantes sus puntos débiles. La capacidad de contribuir a la sociedad depende tanto de la administración de las empresas en que labora el individuo como de sus propios esfuerzos, habilidades y dedicación.
  2. Como la administración busca integrar a las personas en una empresa común, tiene hondas raíces en la cultura. Lo que hacen los gerentes de cualquier parte del mundo es exactamente igual, lo que varía es cómo lo hacen. Uno de los retos básicos que afrontan los gerentes en un país desarrollado es encontrar e identificar aquéllas partes de la cultura, historia y tradición que puedan utilizarse en su propio terreno cultural.
  3. El deber de la administración es pensar a fondo, fijar y ejemplificar objetivos, valores y metas. Toda empresa requiere objetivos sencillos, claros y unificadores. Su misión debe  ofrecer una visión común. Las metas tienen que ser claras, firmes y reafirmarse frecuentemente. La cultura de una organización es el compromiso de toda la empresa con determinados objetivos y valores comunes, compromiso que distingue a la empresa de una muchedumbre.
  4. Toda empresa es una institución de aprendizaje y enseñanza, hay que incluir la capacitación y el desarrollo permanentemente para adaptarse a medida que suceden cambios y aprovechar las oportunidades.
  5. La empresa debe construirse a base de comunicación y responsabilidad individual, ya que toda empresa se compone de personas con conocimientos, habilidades y metas distintas, que realizan trabajos diferentes. cada cual debe pensar qué debe a los demás y qué necesita de ellos, así como lo que se espera de cada persona.
  6. El rendimiento tiene que incorporarse en la empresa y en su administración; tiene que ser medido (a través de diversos métodos de evaluación) y mejorado continuamente. La posición en el mercado, la innovación, la productividad, la formación de personal, la calidad y los resultados financieros son cruciales para el rendimiento y supervivencia de una compañía.
  7. Lo más importante es que en una empresa no hay resultados dentro de ella misma, los resultados sólo existen en el exterior. El resultado de un negocio es un cliente satisfecho.