COMPORTAMIENTO DEL CONSUMIDOR

Para explicar el comportamiento del consumidor se parte del hecho de que el consumidor tiende a elegir aquellos bienes que valora más, es decir, que le proporcionan mayor utilidad o satisfacción. Para estudiar los conceptos de lo que se llama utilidad total y utilidad marginal, se parte de la hipótesis de que la utilidad es una magnitud medible, por esta razón a este enfoque se le denomina ENFOQUE DE LA UTILIDAD CARDINAL. (Permite hacer afirmaciones como que la utilidad de X es el doble que la de Y). La utilidad es un concepto subjetivo, ya que cada persona valora los bienes que consume de una forma particular, se trabaja con el siguiente supuesto:

•El comportamiento del consumidor está guiado por la racionalidad económica, lo que quiere decir que el consumidor compra según su orden particular de preferencias con el fin de maximizar la utilidad de su renta.

UTILIDAD TOTAL! Es la utilidad obtenida a partir de todas las unidades consumidas de un bien. Se representa por U = f (x) [función de la utilidad total]. Nace de cero y después es creciente hasta alcanzar un máximo en el cual se produce una saturación de la necesidad de ese bien por parte del consumidor.

UTILIDAD MARGINAL! Es la utilidad que le reporta al consumidor la última unidad del bien consumido. Se representa por U' = U (R) - U (R-1) = U/ x = dU/dx. Mide el ritmo de crecimiento de la utilidad total.


•LEYES DE GOSSEN

Asociadas a la utilidad marginal.

1ª) Ley de utilidad marginal decreciente. Permaneciendo constante la intensidad de las necesidades del consumidor, la utilidad que le reporta cada nueva unidad de bien consumido es decreciente a partir de cierta cantidad del bien. A veces ocurre que la utilidad marginal es decreciente desde el principio, y ya que la unidad de medida del bien es lo bastante grande como para que la segunda unidad reporte menos utilidad que la primera. Ejemplo: casa, coche, piso... Y en general el consumidor se encuentra casi siempre en la rama decreciente de la utilidad marginal.

2ª) Ley de la equimarginalidad. Se trata de analizar el comportamiento del consumidor frente a varios bienes para los cuales conoce sus gustos o necesidades. El planteamiento es que el consumidor quiere saber la cantidad de cada bien que debe comprar para extraer la máxima utilidad a su renta. La ley de la equimarginalidad dice que la situación de equilibrio o de máxima utilidad la obtendrá el consumidor cuando las utilidades marginales ponderadas por sus precios de los diferentes bienes consumidos sean iguales.

U' = U'y = U'z

Px Py Pz

Teniendo en cuenta la siguiente restricción, el consumidor cuenta con una renta limitada, lo cual se expresa en la ecuación de la restricción presupuestaria:

Px•x + Py•y + ..... = I (ingreso del individuo)

Suponemos que el consumidor se gasta toda su renta. Esta ley sólo puede aplicarse plenamente si los bienes consumidos son divisibles en partes muy pequeñas. En caso contrario el consumidor sólo podrá adquirir los bienes en bienes en determinadas cantidades con lo que el gasto sólo podrá aumentar a saldos. Adaptar plenamente el gasto a este principio.

PREGUNTAS:

•Un incremento de la renta originará un desplazamiento hacia la izquierda de su curva de la demanda. Falso

•Un incremento del precio de un bien provocará un desplazamiento hacia izquierda de su curva de demanda. Verdadero

•Dos bienes son sustitutivos cuando al aumentar el precio de uno aumenta la demanda del otro. Verdadero

•RECTA DE BALANCE

Muestra combinaciones de cantidades máximas de dos bienes que puede adquirir un consumidor teniendo en cuenta su renta y los precios de ambos bienes, sólo se puede consumir más de un bien a costa de consumir menos del otro, existe el problema de la elección del consumidor, él tiene que elegir.

•COMPORTAMIENTO DEL CONSUMIDOR UTILIZANDO EL ENFOQUE ALTERNATIVO

El cual se basa en la comparabilidad entre las utilidades, quiere decir que sin necesidad de que el consumidor tenga que cuantificar las utilidades es suficiente con que diga si prefiere un bien u otro, o si dos bienes que son iguales desde el punto de vista de la utilidad, por tanto abandonamos la hipótesis de que la utilidad es una magnitud medible y por esta razón a este enfoque se la conoce como ENFOQUE DE LA UTILIDAD ORDINAL.

Este enfoque utiliza curvas de indiferencia las cuales muestran las diferentes combinaciones de dos bienes que le proporcionaran al consumidor la misma utilidad, además se debe cumplir un requesito y es que ambos bienes sean divisibles en partes muy pequeñas. Las curvas de indiferencia tienen una característica: son decrecientes (si aumenta la cantidad de uno de los bienes, solo se podría mantener la situación si se reduce la cantidad del otro bien).

Una curva de indiferencia que este situada más a la derecha que otra tendrá mayor utilidad que la situada más a la izquierda, y esto se debe a que el consumidor entre dos combinaciones de bienes siempre obtendrá mayor utilidad con aquella combinación que contenga más de alguno de los bienes y no menos de ninguno de ellos.