LOS CONTRATOS DE LA ADMINISTRACION

1. LOS CONTRATOS ADMINISTRATIVOS

Son una obligación bilateral, (obligatorio para las distintas partes de un acto jurídico) en la que una de las partes es la Administración Pública con las prerrogativas inherentes a su condición jurídica, y la otra parte, en particular o una entidad pública, destinada a realizar determinados fines, entre ellos; el funcionamiento de los servicios públicos.

Elementos esenciales del los contratos administrativos:
Sujeto, Competencia, Capacidad, Consentimiento forma, objeto, Causa, régimen jurídico,

Elementos no esenciales de los contratos administrativos:
Plazo, Conmutabilidad, licitación, garantías, sanciones.




2. LOS CONTRATOS NO ADMINISTRATIVOS

Son aquellos que se llevan entre particulares y son regulados por el Derecho Civil o Mercantil, según sea su materia.


3. ALGUNOS TIPOS DE CONTRATOS ADMINISTRATIVOS


3.1. CONTRATOS DE OBRA PÚBLICA

Son los que el Gobierno celebra con particulares para la ejecución de obras públicas, se adjudican por licitación, mediante convocatorias par que se presenten interesados con propuestas de costos, tiempo y calidad, en sobre cerrado, el cual será abierto en audiencia pública.


3.2.- CONTRATO DE ARRENDAMIENTO, ADQUISICION Y SERVICIOS

Se celebran teniendo por objeto los bienes de dominio privado de la federación; o en una situación distinta: bienes que los particulares arriendan al Estado, cuando éste necesita de inmuebles para oficinas de dependencias de la administración pública.


3.3. ADQUISICIÓN

Se recurre a ésta figura por la compra de objetos de escaso valor. Como material para oficina, bienes muebles para oficina, etc.


3.4. SERVICIOS

A ésta figura de Derecho Civil, se recurre cuando la administración pública requiere de los servicios profesionales de una persona en particular, sólo se hace un contrato por servicios, para no tener una relación laboral más formal.


3.5. SUMINISTRO

Es el contrato que celebra la administración pública con algún particular a efectos que éste le proporcione de una forma continua, ciertos bienes o servicios que el ente administrativo requiere para sus tareas.