Impacto del tamaño de las organizaciones

El tamaño de la organización ejerce un impacto directo sobre los trabajadores. Las relaciones informales amortiguan esta situación al generar grupos de trabajo donde el empleado puede integrarse. Podemos considerar los siguientes tipos de impacto:· Sobre el individuo: En términos de satisfacciones personales el impacto puede ser negativo en algunas organizaciones pequeñas por la cercanía física de quienes detentan el poder, pero el mismo factor puede ser muy positivo en otras. En las organizaciones medianas suele haber un aparente mayor grado de satisfacción personal. Las grandes organizaciones provocan cierto stress en el personal de conducción por la mayor necesidad de coordinación y por la gran variedad y cantidad de tareas que realizan. La situación es distinta para el empleado común que va a reducir el impacto del tamaño de la organización en la cual trabaja al integrarse mejor a grupos informales.

· Sobre la sociedad: Cuanto mayor sea el tamaño de la organización mayor repercusión tendrán sus acciones sobre el ambiente. Pueden provocar un gran impacto principalmente si están radicadas en comunidades pequeñas. Asimismo, las organizaciones reciben un impacto similar al que ellas generan sobre los individuos.

· Sobre la propia organización: las grandes organizaciones son muy complejas. La coordinación y el control se dificultan.

El poder de los niveles más altos se ve limitado por el aumento de tamaño.Queda claro que en una comunidad laboral grande, el individuo no conoce o interactúa con todas las personas, pero sí mantiene relaciones primarias con las que está en contacto a diario. Pocas de sus relaciones son directas y abiertas, pero el número total de estas últimas no es muy diferente si se trata de una organización grande o pequeña.Los individuos sufren stress (se sienten presionados, con angustia por lograr resultados, desbordados) con motivo de su situación laboral, y éste efecto parece ser mayor en las organizaciones grandes. Su origen parece radicar en la necesidad de coordinarse personalmente, respecto a sus tareas con numerosos miembros de la organización (y a veces del ambiente), lo que genera ansiedad o sensación de que no puede, que le falta algo, o que puede equivocarse.El crecimiento de las organizaciones trae automáticamente cambios que hacen cada vez mas difícil la coordinación, la comunicación y el control, lo que genera mayor formalización.