La Responsabilidad Social de la Empresa

La empresa es influida por el entorno como hemos visto en el epígrafe anterior. Pero


también la empresa incide en su entorno próximo y lejano de varias formas. La cuestión

que se plantea es ¿debe la empresa limitarse a cumplir sus obligaciones legales y

económicas o bien exceder este marco mínimo y considerar los efectos que ocasiona su

proceso de producción?.

Responsabilidad social de la empresa es la obligación que ésta posee para con los

elementos de su entorno (tanto general como específico).

En torno a la responsabilidad social en la empresa existen dos posturas:

a) En un grupo se encuentran las personas que consideran que la

responsabilidad social de la empresa se centra en cumplir de la mejor

manera posible su misión económica: producir bienes y servicios de la

forma más eficiente. La empresa debería limitarse a cumplir las leyes y

asegurar un rendimiento mínimo a sus propietarios.

b) El segundo grupo lo integran aquellos que piensan que la empresa recibe

múltiples ventajas por estar insertada en una determinada sociedad y debe

devolver, aunque sea parcialmente, estas utilidades no tangibles.

Informaciones, una fuerza de trabajo cualificada, recursos naturales y

financieros serían buenas muestras de ello.

Ambas posturas extremas no son más que la simplificación de un fenómeno

complejo. Existen argumentos a favor y en contra de una implicación de la empresa en

cuestiones sociales. Razones contra la responsabilidad social de la empresa:
 
1. Las empresas deben dedicarse a producir aquello que la gente desea de la


forma más eficiente posible.

2. Los recursos de la empresa deben dirigirse a lograr el máximo beneficio.

3. Solventar los problemas de la sociedad es competencia de otros órganos e

instituciones.

4. Los clientes saldrían perjudicados, porque se produciría un aumento

generalizado de precios de los bienes y servicios.

5. Las empresas tienen ya el poder económico. Si invaden otros campos,

acabarían poseyendo el social y político.

Razones a favor de la responsabilidad social de la empresa:

1. Las empresas son parte integrante de la sociedad.

2. Las empresas deben recompensar no sólo a propietarios o accionistas, sino a

cualquier otra persona involucrada (clientes, proveedores, empleados).

3. La responsabilidad social es rentable, con seguridad, a medio y largo plazo.

4. Las empresas tienen personas y medios técnicos cualificados para afrontar

gran número de los problemas que afectan a la sociedad.

5. Las intervenciones públicas se producirán en la medida que las empresas no

asuman las responsabilidades sociales que la comunidad vaya exigiendo.